Hepatitis B

What is Hepatitis B Virus?

Hepatitis is a general term for inflammation of the liver. As a result of this inflammation, cells are damaged and eventually the function of the liver is altered. Hepatitis B virus (HBV) is a viral infection that causes inflammation of the liver. HBV can be a chronic, life-long infection that leads to complications, or, more commonly, a patient can recover from it completely.

Hepatitis B virus is spread by contact with the blood or body fluids of someone already infected with HBV. Often it is spread by sexual contact, but can be passed to newborns doing delivery or in breast milk. In a large percentage of cases, it is unknown how the patient contracted the virus.

Certain groups of people have a higher risk of contracting HBV, and therefore should take extra precautions and preventive measures, including taking the Hepatitis B vaccine: IV drug users, healthcare workers, funeral workers, police, people who live with an HBV infected person, people with multiple sexual partners, resident of nursing homes, hemophiliac and hemodialysis patients, prisoners and prison workers, travelers to underdeveloped countries, and for an ethnic groups such as Asians, Hispanics, American Indians, Alaska Natives, or people from developing countries.

HBV is highly contagious. It can live outside the body on a dry surface for up to 10 days. It may take up to 6 months for the infection symptoms develop want a person gets the virus. There are three possible scenarios that happen when a person gets the hepatitis B virus: 1) most patients develop acute hepatitis B and recover completely; 2) small percentage becomes HBV carriers; 3) some develop chronic Hepatitis B.

What are the symptoms?

Acute hepatitis B can present with symptoms that include loss of appetite, nausea, vomiting, fever, aching muscles or joint pain, tenderness in the right upper abdomen, yellowing of the skin and eyes (jaundice), tea colored urine, and putty-like stool.

People who are HBV carriers may never feel any symptoms and therefore do not know that they carry the virus. This is also possible with acute hepatitis B. People with chronic hepatitis B may also have no symptoms in the early stages, and any symptoms that develop later in the disease depend upon variety of factors.

How is Hepatitis B diagnosed?

When Hepatitis B Infection is suspected, it is diagnosed by a simple blood test. The results of the blood test help determine whether you have acute hepatitis B, chronic hepatitis B, an inactive carrier state, or resolved Hepatitis B.

Tests such as an ultrasound and additional blood tests may be done to assess the function and condition of the liver. There is also a blood test they can determine which strain of the Hepatitis B virus you have. To assess the extent of liver damage (inflammation and scarring) in chronic HBV, a liver biopsy must be done.

What is the treatment?

In acute hepatitis, no specific treatment is needed. Only supportive measures should be taken to help the patient maintain strength and avoid straining the liver. Alcohol should be avoided in all cases, and sometimes certain medications should also be avoided.

There are several medications approved for the treatment of chronic Hepatitis B infection. These include: Interferon, Peginterferonx alfa-2, Lamivudinex, Adeforvir, Entecavir, Telbivudinex anf Tenofovir. Patients on any of these medications must follow up very closely with the doctor to watch for any side effects or adverse reactions.

A last resort in the treatment of chronic Hepatitis B is a liver transplant. This is reserved for very severe cases that have not responded to medications and/or that have severe liver damage or liver failure.

Are there long-term complications of this disease?

Long-term complications result from many years of chronic HBV. Ultimately chronic hepatitis B will lead to liver failure if untreated. There is also an increase of liver cancer, called hepatocellular carcinoma.

Additional information

Persons who have knowingly been exposed to the blood or body fluids of someone known to have hepatitis B should receive an injection of hepatitis B immune globulin as soon as possible, within two weeks of exposure. This will provide short-term protection for 3 to 6 months.

 As always, prevention is the best treatment. The hepatitis B vaccine provides for long term (possibly lifelong) protection and it's available to anyone at risk for getting hepatitis B. It is also very important to take everything to avoid contact with blood and body fluids of anyone, especially HBV infected persons.

¿Qué es la Hepatitis B Virus?

La hepatitis es un término general para la inflamación del hígado. Como resultado de esta inflamación, las células están dañadas y, finalmente, la función del hígado se altera. Hepatitis B (VHB) es una infección viral que causa inflamación del hígado. El VHB puede ser una infección crónica, de larga vida que conduce a complicaciones, o, más comúnmente, un paciente puede recuperarse de ella completamente.

Virus de la hepatitis B se transmite por contacto con la sangre o los fluidos corporales de alguien ya infectado con el VHB. Muchas veces, se transmite por contacto sexual, pero se puede pasar a los recién nacidos o en la leche materna. En un gran porcentaje de los casos, se desconoce cómo el paciente contrae el virus.

Ciertos grupos de personas corren un mayor riesgo de contraer el VHB, por lo que deben tomar precauciones adicionales y medidas preventivas, incluyendo la toma de la vacuna contra la Hepatitis B: los usuarios de drogas intravenosas, trabajadores de la salud, trabajadores de funerarias, la policía, las personas que viven con una persona infectada por VHB, personas con múltiples parejas sexuales, el residente de los hogares de ancianos, pacientes hemofílicos y hemodializados, los presos y los funcionarios de prisiones, que viajan a países subdesarrollados, y por un grupos étnicos, como los asiáticos, hispanos, indios americanos, nativos de Alaska, o personas de países en desarrollo.

HBV es altamente contagiosa. Se puede vivir fuera del cuerpo sobre una superficie seca para un máximo de 10 días. Se puede tomar hasta 6 meses para los síntomas de la infección desarrollan quieren una persona obtiene el virus. Hay tres escenarios posibles que se producen cuando una persona adquiere el virus de la hepatitis B: 1) la mayoría de los pacientes que desarrollan hepatitis B aguda y se recuperan por completo; 2) pequeño porcentaje se convierten en portadores del VHB; 3) algunos desarrollan hepatitis crónica B.

¿Cuáles son los síntomas?

La hepatitis B aguda puede presentarse con síntomas que incluyen pérdida de apetito, náuseas, vómitos, fiebre, dolores musculares o dolor de las articulaciones, dolor en el abdomen superior derecho, coloración amarillenta de la piel y los ojos (ictericia), té de color de la orina, y similar a la masilla taburete.

Las personas que son portadores del VHB no pueden sentir ningún síntoma, por lo que no saben que son portadores del virus. Esto también es posible con agudos de la hepatitis B. Las personas con hepatitis B crónica también puede no tener síntomas en las primeras etapas, y cualquier síntoma que se desarrollan más adelante en la enfermedad dependen de diversos factores. 
 

¿Cómo se diagnostica la hepatitis B?

Cuando se sospecha de infección de la hepatitis B, que se diagnostica con un simple análisis de sangre. Los resultados de la prueba de sangre ayuda a determinar si tiene hepatitis B aguda, hepatitis crónica B, un estado de portador inactivo o resuelto la hepatitis B.

Las pruebas como un ultrasonido y análisis de sangre adicionales pueden llevar a cabo para evaluar la función y el estado del hígado. También hay un examen de sangre que pueden determinar qué cepa del virus de la hepatitis B que tiene. Para evaluar el grado de daño hepático (inflamación y cicatrización) en crónica por VHB, una biopsia del hígado se debe hacer.

¿Cuál es el tratamiento?

En la hepatitis aguda, no se necesita tratamiento específico. Sólo deben tomarse medidas de apoyo para ayudar al paciente a mantener la fuerza y evitar forzar el hígado. El alcohol debe evitarse en todos los casos, ya veces ciertos medicamentos también deben ser evitados.

Existen varios medicamentos aprobados para el tratamiento de la infección crónica de la hepatitis B. Estos incluyen: Interferón, Peginterferonx alfa-2, Lamivudinex, Adeforvir, entecavir, Telbivudinex anf Tenofovir. Los pacientes tratados con cualquiera de estos medicamentos deben seguir muy de cerca con el médico para detectar cualquier efecto secundario o reacción adversa.

Un último recurso en el tratamiento de la hepatitis B crónica es un trasplante de hígado. Esto se reserva para casos muy graves que no han respondido a los medicamentos y / o que tienen daño hepático grave o insuficiencia hepática.


¿Existen complicaciones a largo plazo de esta enfermedad?

Las complicaciones a largo plazo como resultado de muchos años de VHB crónica. En última instancia, la hepatitis crónica B dará lugar a una insuficiencia hepática si no se trata. También hay un aumento de cáncer de hígado, llamado carcinoma hepatocelular. 

Información Adicional

Las personas que a sabiendas han estado expuestos a la sangre o los fluidos corporales de alguien que sabe que tienen hepatitis B deben recibir una inyección de inmunoglobulina de hepatitis B lo más pronto posible, dentro de las dos semanas de exposición. Esto proporcionará protección a corto plazo de 3 a 6 meses.

Como siempre, la prevención es el mejor tratamiento. La vacuna contra la hepatitis B se prevé a largo plazo la protección (posiblemente de toda la vida) y está disponible para cualquier persona en riesgo de contraer la hepatitis B. También es muy importante tomar todo para evitar el contacto con sangre y fluidos corporales de cualquier persona, especialmente de las personas infectadas por el VHB.