Gastroesophageal Reflux Disease

What is GERD?

Gastroesophageal reflux disease is a disease involving the stomach and the esophagus (the muscular tube that carries food from the mouth to the stomach. Structurally and functionally, the esophagus, lower esophageal sphincter (a specialized sling of muscle at the end of the esophagus, before the stomach begins), and the stomach can be regarded as one unit. This whole unit is responsible for the proper entry of food into the duodenum. The esophagus can be considered as the pump, the LES as the valve, and the stomach as the reservoir. Any dysfunction in any part of the system, such as poor motility of the esophagus, an inappropriate relaxation of the sphincter, poor tone of the sphincter, a poor emptying of the stomach, or an unhealthy or heavy meal (to name some) can result in reflux.

GERD can result in esophagitis with erosions and other complications, such as stricture, or narrowing, resulting in trouble swallowing. Sometimes the lining of the lower esophagus can become pre-cancerous. This is called Barrett’s esophagus. In about half the patients with GERD there are only symptoms and no finding on endoscopy. This is called non-erosive reflux disease.

Weakness of the LES may only occur during certain periods of time throughout the day, or it may be a constant problem. It is also common to find a hiatal hernia complicating GERD. With a hiatal hernia, the upper part of the stomach pushes up into the chest through a weakness in the diaphragm.  (The diaphragm is a thin, flat muscle that separates the lungs from the abdomen.) This causes stomach acid to be retained in that portion of stomach for a longer period of time and increases the likelihood of reflux into the esophagus.

What are the symptoms?

Frequent heartburn is the most common symptom of GERD.  It is often described as an uncomfortable, rising, burning sensation behind the breastbone. Other symptoms like difficulty swallowing, regurgitation of sour contents into the mouth, hoarseness, repeated feeling of a need to clear the throat, wheezing or coughing, and sometimes chest pain can occur.  Some people with GERD will notice that their symptoms occur or worsen after eating, when bending over, or when lying down.

How is GERD diagnosed?

GERD can be suspected when you have the characteristic symptoms. To confirm the diagnosis, several tests may be performed.  However, the most useful test is an endoscopy. This exam helps determine the severity of the disease, how much tissue damage is there, and if there are any complications. Certain conditions, such as narrowing or stricture in the esophagus, can usually be corrected during this procedure.  A biopsy can be taken during an endoscopy to look for signs of Barrett’s esophagus, a complication of GERD.  Sometimes when difficulty swallowing is the main symptom, a barium swallow study may be ordered.

What is the treatment?

Lifestyle changes are the first step in the treatment of GERD.  All patients with GERD should follow these recommendations: 1). Avoid eating anything within three hours before bedtime; 2). Stop smoking, nicotine weakens the LES; 3). Avoid fatty foods, milk, chocolate, spearmint, peppermint, caffeine, citrus fruits and juices, tomato products, pepper seasoning, and alcohol; 4). Decrease portions of food at mealtime and avoid tight clothing or bending over after eating; 5). Elevate the head of the bed or mattress 6 to 8 inches. Extra pillows by themselves are not very helpful; 6). Lose weight if you are overweight. This may relieve upward pressure on the stomach and LES.

When symptoms are bad or GERD is moderate to severe, medications can be prescribed. One class of medications, H2 receptor blockers, includes Axid, Pepcid, Tagamet, and Zantac. Another class of medications, called proton pump inhibitors, includes Aciphex, Kapidex, Nexium, Prevacid, Protonix, and omeprazole (Prilosec and Zegerid). The latter group is typically reserved for very severe or erosive disease.

Surgery is also an option in strengthening the LES through a procedure called fundoplication. However, this is only considered when all other conventional treatments have failed.

What are the complications of GERD?

The chronic inflammation in GERD can result in chronic changes in the lining of the esophagus.  One very important complication that can occur is Barrett’s esophagus. Barrett’s esophagus is a condition in which the esophageal lining changes to become similar to the tissue that lines the intestine. It is more likely to occur in people who have had GERD since a young age, or have had a longer duration of symptoms. Dysplasia, a precancerous change in the tissue, can develop in any Barrett’s tissue. To diagnose Barrett’s esophagus, a biopsy is required.  Barrett’s esophagus is an irreversible condition, so it is best prevented by early identification and treatment of GERD. If you have Barrett’s esophagus, an endoscopy and biopsy should be repeated every two to three years to check for dysplasia, or cancerous changes.

GERD/ERGE

¿Qué es la ERGE?

La enfermedad de reflujo gastroesofágico es una enfermedad que involucra el estómago y el esófago (el tubo muscular que transporta la comida desde la boca hasta el estómago). Estructural y funcionalmente, el esófago, el esfínter esofágico inferior (un músculo especializado en la final del esófago), y el estómago puede ser considerado como una unidad. Esta unidad es responsable de toda la entrega de alimentos en el duodeno. El esófago se puede considerar como la bomba, el LES como la válvula, y el estómago como el depósito. Cualquier disfunción en cualquier parte del sistema, tales como la motilidad de los pobres del esófago, una relajación inapropiada del esfínter, el tono del esfínter pobres, un pobre vaciado del estómago, o una comida insalubres o pesadas pueden provocar el reflujo.

La ERGE puede resultar en la esofagitis con erosiones y otras complicaciones, como la estenosis o estrechamiento, resultando en dificultad para tragar. A veces, el revestimiento de la parte inferior del esófago pueden ser precancerosas. Esto se llama esófago de Barrett. En aproximadamente la mitad de los pacientes con ERGE que no son sino síntomas y no se pronunciaría sobre la endoscopia. Esto se denomina enfermedad por reflujo no erosiva.

La debilidad de la LES sólo puede producirse durante ciertos períodos de tiempo durante el día, o puede ser un problema constante. También es común encontrar una hernia hiatal que complica la ERGE. Con una hernia hiatal, la parte superior del estómago empuja hacia arriba en el pecho a través de una debilidad en el diafragma. (El diafragma es un músculo delgado y plano que separa los pulmones del abdomen.) Este ácido del estómago hace que se mantenga en esa porción del estómago por un largo período de tiempo y aumenta la probabilidad de reflujo hacia el esófago.

¿Cuáles son los síntomas?

Ardor de estómago frecuente es el síntoma más común de la ERGE. A menudo es descrito como un incómodo, el aumento, sensación de ardor detrás del esternón. Otros síntomas, como dificultad para tragar, reflujo del contenido ácido en la boca, ronquera, sensación de repetir la necesidad de aclarar la garganta, jadeo o tos, y en ocasiones puede producirse dolor en el pecho. Algunas personas con ERGE se dará cuenta de que sus síntomas aparecen o empeoran después de comer, al agacharse, o al acostarse.

¿Cómo se diagnostica la GERD?

ERGE puede ser sospechoso cuando tiene los síntomas característicos. Para confirmar el diagnóstico, varias pruebas pueden ser realizadas. Sin embargo, la prueba más útil es una endoscopia. Este examen ayuda a determinar la gravedad de la enfermedad, la magnitud del daño tisular está ahí, y si hay alguna complicación. Ciertas condiciones, tales como estrechamiento o estenosis en el esófago, por lo general pueden ser corregidos durante este procedimiento. Una biopsia se puede tomar durante una endoscopia para buscar signos de esófago de Barrett, una complicación de la ERGE. A veces, cuando la dificultad para tragar es el síntoma principal, un trago de bario estudio puede ser ordenado.

¿Cuál es el tratamiento?

Cambios de estilo de vida son el primer paso en el tratamiento de la ERGE. Todos los pacientes con ERGE deben seguir las siguientes recomendaciones: 1). Evite comer cualquier cosa dentro de tres horas antes de acostarse, 2). Dejar de fumar, la nicotina debilita el LES, 3). Evite los alimentos grasos, leche, chocolate, menta, menta, la cafeína, las frutas y jugos cítricos, productos de tomate, condimentos pimienta, y el alcohol; 4). Disminución de las porciones de alimentos en las comidas y evitar la ropa ajustada o agacharse después de comer; 5). Elevar la cabecera de la cama o colchón de 6 a 8 pulgadas. Almohadas por sí mismos no son muy útiles, 6). Baje de peso si tiene sobrepeso. Esto puede aliviar la presión al alza sobre el estómago y el LES.

Cuando los síntomas son malos o GERD es de moderada a severa, los medicamentos pueden ser recetados. Una clase de medicamentos, los bloqueadores de los receptores H2, incluye Axid, Pepcid, Tagamet y Zantac. Otra clase de medicamentos llamados inhibidores de la bomba de protones, incluye Aciphex, Kapidex, Nexium, Prevacid, Protonix y omeprazole (Prilosec y Zegerid). Este último grupo es típicamente reservado para enfermedades muy graves o erosivas.

La cirugía es también una opción en el fortalecimiento de la LES a través de un procedimiento denominado funduplicatura. Sin embargo, esto sólo se considera cuando todos los otros tratamientos convencionales han fracasado.

¿Cuáles son las complicaciones de la ERGE?

La inflamación crónica de la ERGE puede dar lugar a cambios crónicos en el revestimiento del esófago. Una complicación muy importante que puede ocurrir es el esófago de Barrett. El esófago de Barrett es una condición en la que los cambios de revestimiento del esófago a ser similar al tejido que recubre el intestino. Es más probable que se produzca en la gente que tiene ERGE desde una edad temprana, o han tenido una mayor duración de los síntomas. Displasia, cambios precancerosos en el tejido, se puede desarrollar en cualquier tejido de Barrett. Para el diagnóstico de esófago de Barrett, es necesaria una biopsia. El esófago de Barrett es una condición irreversible, por lo que se puede prevenir con la identificación precoz y el tratamiento de la ERGE. Si usted tiene esófago de Barrett, una endoscopia y biopsia se debe repetir cada tres años para verificar la displasia, o cambios cancerosos.